Thursday, September 5, 2013

Rut la Moabita

Rut es una de las historias de la Biblia más conocidas. En lo personal, una de mis heroínas bíblicas favoritas. Rut demuestra que a pesar de las circunstancias, un temperamento que se somete a la soberanía de Dios busca siempre la sabiduría y la obediencia. Rut melancólica será la amiga más fiel que podrás tener. Demostró la bondad y fidelidad de Dios durante un periodo difícil para el pueblo de Israel. Recordemos esta maravillosa historia. 

Rut la moabita nace en tiempos en donde el pueblo de Israel era gobernado por los jueces. Rut estaba casada con uno de los hijos de Elimelec, esposo de Noemí. Y aconteció que Elimelec y sus dos hijos fallecieron dejando a Noemí y a sus dos nueras viudas. Noemí les rogó a ambas que regresaran a su tierra y  comenzaran una vida nueva. Orfa se despidio de ambas y regresó a su tierra, sin embargo, siempre fiel Rut se quedo a lado de Noemí. Su amor por Noemí es digno de ser imitado. 

"No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tu fueres, iré yo y a dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo y tu Dios mi Dios." Ruth 1:16


Rut y Noemí viajaron a Belén y ahí se establecieron. Ella tuvo la oportunidad de regresar a su tierra, de regresar a su parentela y tener un comienza freso, no obstante ella no abandonó a Noemí. Ella sabía que Noemí la necesitaba y a pesar de ser una mujer gentil tomó las convicciones de su suegra y vivió conforme a sus costumbres. Abandonó todo lo que conocía por amor a su suegra. ¿Se imaginan una amistad así? 

Rut salía todas las mañanas a labrar el campo y conseguir comida para ambas. Desde que salía el sol hasta que llegaba el anochecer Rut trabajaba sin parar. No se quejaba, no rezongaba, ni reclamaba a Dios por los tormentos que le habían tocado vivir. Ella era fiel y obediente, humilde y sencilla. Al paso del tiempo, Booz (un hombre adinerado cuyos campos donde labraba Rut le pertenecían) se preguntó quien era esa bella joven. Booz se agradó en la humildad de Rut, se deleito en su temperamento rico y sensible, y le dío lugar a Rut junto con sus trabajadoras. Al fin, después de tanto trabajo arduo Rut ya tenía un lugar asegurado en los campos de Booz. 

"¿Por qué he hallado gracia en tus ojos para que me reconozcas, siendo yo extrajera?" Rut 2:10 

Noemí sabía que Rut necesitaba encontrar un marido así que la mando llamar. Le ordenó que se lavara y se ungiera, que usara sus vestidos más hermosos y no se diese a conocer hasta que Booz hubiera tomado y comido. Así que cuando Booz terminó de cenar, obedientemente Rut se recostó a sus pies. ¿Te imaginas esto? Tu suegra te pide que te arregles para seducir a un hombre para el cual has estado trabajando arduamente. No se ustedes, pero a mi me parece una locura. Sin embargo, nuevamente Rut nos sorprende con su obediencia y su fidelidad. 

"Haré todo lo que tu me mandes." Rut 3:5 

Al amanecer Booz se dió cuenta de lo sucedido y bendijo a Rut por su fidelidad. "Pues toda la gente de mi pueblo sabe que eres una mujer virtuosa" Rut 3:11. Poco tiempo después, Rut y Booz contraen matrimonio. ¡Qué increible! Una mujer gentil, alejada de las tradiciones del pueblo de Israel. Una joven viuda se convirtió en seguidora del Dios de Isarel y se incorporó a la vida del pueblo convirtiéndose en la esposa de uno de los hombres más ricos de aquel tiempo. 

Y la historia no termina aquí... "Jehová le dio que concibiese y diese a luz un hijo... y lo llamaron Obed. Este es el padre de Isaí, padre de David" Rut 4:13 y 17. Rut se convierte en la ascendencia del rey más famoso de todos los tiempos. De un hombre que la Biblio describe "conforme al corazón de Dios" Gracias a la fidelidad y humildad de Rut nació el Rey David. Dios la bendijo en gran manera. 


Rut es la descripción perfecta de una Dulce Melancólica. Es sensible y sacrificial. Laboriosa y piadosa. Su satisfacción se haya en el sacrificio personal. Dedicada, perfeccionista y obediente. Venció las adversidades y conquistó sus miedos. 

La historia de esta bella mujer nos enseña muchas cosas. Nuestro temperamento puede definir como nos comportamos y reaccionamos ante ciertas circunstancias pero cuando nuestra identidad y fidelidad están en Dios no hay nada que pueda derrotarnos. La vida siempre tendrá momentos de adversidad pero depende de nosotras vencer las críticas, los miedos y depositar nuestra fe en el único que nunca nos decepcionará... Dios. 

¿Cuántas veces nos hemos dejado vencer por la adversidad? ¿Cuántas veces hemos decepcionado a alguien en tiempos de tempestad? ¿Cuántos reclamos le hemos dado a Dios por no darnos lo que "merecemos"? Aprendamos a honrar a Dios con nuestra actitud. Vivir una vida piadosa y virtuosa. Ser fieles, sensibles, humildes y obedientes. Recuerda que Dios nos dio un propósito... depende de nosotras si lo cumpliremos o no. 


5 comments:

  1. Te felicito, muy bella reflexión. Dios te siga usando para promocionar este mensaje que transforma la vida de muchas.

    ReplyDelete
  2. Gracias por la enseñanza de esta bella historia de una mujer como Ruth. Quien es digna de imitar su ejemplo de vida que agrada a Dios. Siga dando esas explicaciones extraordinarias. De historias de la Biblia. Son de mucha bendición..

    ReplyDelete
  3. Gracias por la enseñanza de esta bella historia de una mujer como Ruth. Quien es digna de imitar su ejemplo de vida que agrada a Dios. Siga dando esas explicaciones extraordinarias. De historias de la Biblia. Son de mucha bendición..

    ReplyDelete
  4. Gracias por tan bonita e interesante historia de la vida de Ruth.muy lindo ejemplo de vida a imitar.muy bien explicado. Y sobre todo sencillo. Dlb y siga hacia adelante.son De gran bendición..

    ReplyDelete
  5. Gracias por tan bonita e interesante historia de la vida de Ruth.muy lindo ejemplo de vida a imitar.muy bien explicado. Y sobre todo sencillo. Dlb y siga hacia adelante.son De gran bendición..

    ReplyDelete