Friday, November 1, 2013

Reto Matrimonial…Restaura tu matrimonio en 30 Días!


Hermoso inicio de mes amigas. Este mes veremos como podemos restaurar tu matrimonio en 30 días. Hace unas semanas comentamos las maneras en las cuales podemos honrar a nuestra pareja, ahora veremos día a día como podemos hacer pequeños cambios en nuestra actitud, comportamientos, lenguaje y pensamientos para restaurar tu matrimonio. 

Estoy segura que con la ayuda de Dios y muchas ganas lograremos ser mujeres virtuosas cuyo corazón está resguardado en su príncipe... Dios. Si haz sido lastimada, abusada, burlada o incluso violentada en el pasado Dios tiene el poder de restaurar tu corazón y traer vida nueva. 

"De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas." 2 Corintios 5:17

Caminemos juntas en esta nueva aventura. Con nuestros ojos puestos en Dios y nuestros pies firmes en esta tierra, venceremos las adversidades. Su amor no cambia y no deja de ser, confiemos en el Señor y seamos renovadas un día a la vez. 


Para hacer este reto más fácil, lo dividí en cuatro semanas. Comencemos con la primera. 

Día Uno
“El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal todos los días de su vida” Proverbios 31:11-12

Durante los siguientes 30 días no podrás decir nada negativo acerca de tu esposo o a tu esposo.
Busca decir cualidades que admires de él. Puedes decírselas a tu esposo o a las demás personas de tu esposo.
Para ayudarte a comenzar, ¿alguna vez le has agradecido a tu esposo por elegirte entre todas las mujeres? Él te encontró atractiva y te aprecia. A pesar de las circunstancias en su matrimonio y de los cambios que este ha tenido, asegúrate de que tu esposo sepa que le agradeces a Dios de que estén juntos y de la bendición que es él a tu vida. Hazle saber que él puede confiar en ti.
Una de las mejores oportunidades para expresar tu gratitud es que sea lo primero que hagas en la mañana. ¿Cómo saludas a tu esposo cada mañana? ¿Él es confiado de tu amor? Despiértalo como nunca ha despertado y que lo primero que escuche es un “Te amo, soy feliz de ser tu esposa”.

Día Dos
“…Usen la libertad para servirse los unos a los otros por amor”. Gálatas 5:13b

¿Cómo te fue ayer en tu primer día de reto? ¿Fue fácil o difícil? ¿Fue difícil refrenar tu lengua cuando querías decir algo negativo? Espero haya sido un buen inicio. (Si no lo lograste, no te desanimes… vuelve a intentarlo). Hay muchas formas prácticas en las que puedes apreciar y cuidar de tu esposo.
Este día piensa en una forma en la que tu esposo te sirve a ti o a tu familia. ¿Te ayuda en la casa? ¿Cuida de los carros? ¿Repara las cosas rotas? Si tu presupuesto lo permite puedes comprarle una herramienta, su película favorita o algo que sabes que le encanta con un moño muy grande.
Tal vez tu esposo no arregla las cosas. ¿Hace mandados por ti? ¿Te cuida si te enfermas? ¿Te ayuda a tomar decisiones? Agradécele por lo que hace por ti a pesar de que no sea tanto como quisieras. Asegúrate que sepa que su servicio hacia ti es un pilar.

Día Tres
“El amor es paciente y bondadoso” 1 Corintios 13:4

“Y este mismo Dios quien me cuida suplirá todo lo que necesiten, de las gloriosas riquezas que nos ha dado por medio de Cristo Jesús”. Filipenses 4:19

El amor ciertamente puede sufrir y es bondadoso. Así como has iniciado este reto matrimonial determina hoy que no dirás nada negativa de o hacia tu esposo. Habla con bondad y sumisión palabras de genuino amor.
Si tu esposo es considerado de tus necesidades dile que se lo agradeces. Agradecele su bondad y consideración. Agradece a Dios por tu esposo y pide que aumente en ustedes el amor y el respeto.
A veces es difícil ser tierna, respetuosa o amorosa…especialmente si tu esposo no es así. Si él no es considerado con tus necesidades, pídele ayuda sin quejarte. Dile que es difícil para ti llevar algunas cosas sola. Luego, si él se dispone a ayudarte no le insistas en la manera que tú quieres que se haga. Agradece que está respondiendo y exprésale tu gratitud.
Al final de cuentas, tú no puedes esperar que tu esposo te haga sentir más segura, amada o confiada. Recuerda que SOLO Dios puede llenar el vacío de tu corazón.
  
Día Cuatro
“Trabaja honradamente con las manos para tener qué compartir con los necesitados” Efesios 4:28

Somos responsables de las cosas que decimos, tanto positivas como negativas. ¿Sigues cumpliendo con el reto de sólo decir cosas positivas de tu esposo hacía él y las demás personas? Aquí hay una sugerencia para que puedas entrar en el mundo de tu esposo.
Algunas mujeres toman la profesión o el trabajo de sus esposo como una garantía. Llegamos a pensar que "ni hacen nada" o "no hacen tanto como nosotras" culpándolos por las fallas que suceden en casa, con los hijos o incluso en nuestra vida profesional. 
¿Que es lo primero que haces cuando tu esposo llega del trabajo? ¿Le reclamas todo lo que salió mal, o le das palabras de fortaleza y le agradeces su trabajo? 
Una mujer sabia hace sentir a su esposo amado y valorado. Hazle saber que valoras su trabajo. Toma oportunidades para agradecer su diligencia y su provisión hacia ti. Si tu esposo no tiene trabajo o no puede trabajar vas a tener que ser más creativa. Honra su carácter, las cualidades que él tiene que son vitales para su profesión o su estilo de vida.

Día Cinco
“Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan  a la edificación y sean de bendición para quienes escuchen” Efesios 4:29

Otra forma en la que puedes ver el lado más positivo de este Reto Matrimonial es usando la palabra “edificar” que significa “construir”. Los comentarios negativos decepcionan y derrumban relaciones. Los comentarios positivos edifican y construyen.
¿Edificas a tu esposo delante de otras personas agregándole valor a tu matrimonio? Esto es de suma importancia si tu familia cuenta con más miembros.
¿Exaltas a tu esposo delante de tus parientes y los suyos? ¿La madre de tu esposo sabe cuánto lo amas? ¿Tu papá sabe que estas enamorada? ¿Honras a tu esposo delante de tus hijos? Tal vez puedes iniciar haciéndolo de manera escrita si es difícil comenzar a hacerlo a viva voz. Se creativa con tus parientes y hazles saber que a pesar de todo respetas y amas a tu esposo. Amalo a pesar de sus errores y sus debilidades. 

Día Sexto
“…Hagan cualquier cosa, háganlo todo para la gloria de Dios” 1 Corintios 10:31b

¿Reconoces y aprecias la creatividad de tu esposo? Ó ¿Criticas cada defecto y le demandas más de lo que puede dar? En lugar de caer en lo negativo reafirma lo positivo. Talvez puedas ayudarle a tu esposo a ver que sus defectos (al igual que los tuyos), son una oportunidad para alabar a Dios.

“Te basta con mi gracia, pues mi poder se perfecciona en tu debilidad”  2 Corintios 12:9

¿Tu esposo es creativo? ¿Tiene dones artísticos? ¿Qué le gusta hacer? Reafirma sus habilidades y aprecia sus pasatiempos y talentos. Recuerda: Incluso si no llega a la altura de tus requerimientos alaba el esfuerzo. Si tu presupuesto lo permite, puedes comprarle un libro o revista que lo anime en su pasatiempo favorito.
Si te cuesta trabajo verle el lado creativo a tu esposo entiende que la creatividad del hombre muchas veces está relacionada con su trabajo. Encuentra algo que haga que su trabajo pueda ser más fácil. Hazle saber que tu estas ahí para apoyarlo.
Haz de un día normal un día excelente… alaba sus talentos (si hay público mejor).

Día Siete
“No te afanes acumulando riquezas; no te obsesiones con ellas. ¿Acaso has podido verlas? No existen. Es como si les salieran alas, pues se van volando como las águilas”. Proverbios 23: 4-5

“Los que me aman heredan riquezas; llenaré sus cofres de tesoros” Proverbios 8:21

El dinero es la raíz de muchos problemas. Pregúntate ¿Estoy siendo negativa hacia mi esposo en el área de las finanzas? Determina no hablar el mal de tu esposo en esta área. Descubre formas en las que puedes ayudar y edificarlo mejor.
¿Tu esposo administra las finanzas sabiamente? ¿Hace buenos movimientos basados en principios bíblicos? ¿Tienen un presupuesto mensual? ¿Toma buenas decisiones en cuanto a compras? ¿Agradece a Dios por su dinero por medio del diezmo y la ofrenda? Hazle saber cuánto aprecias el esfuerzo que el hace para mantener la estabilidad económica.
Si él es débil en esta área anímalo a tomar mejores decisiones. Tal vez puedas ayudarlo, si él está dispuesto, a organizar las finanzas o los pagos que se tienen que hacer. O, si él quiere manejar las finanzas solo, pídele consejos cuando tu vayas a tomar decisiones financieras. Recuerda siempre mantener a tu esposo en oración. 




¿Cómo te pareció este inicio de Reto Matrimonial? ¿No está difícil o si? Recuerda que todas pasamos por momentos de adversidad y temor. ¡No estás sola! Si tienes dudas o comentarios, no dudes en preguntarme. La clave del éxito en este Reto Matrimonial es ¡mantener una vida de oración, dejar tus cargas en Dios y exaltarlo en todo lo que hagas!

Si no lograste cumplir alguno de los días, ¡no te desanimes! Siempre puedes volver a comenzar. Ten una gran semana y disfruta a tu esposo. 

1 comment:

  1. buen post, muchas gracias por el metodo, espero que me funcione. saludos

    ReplyDelete